Image
Acompañamiento docente: Una perspectiva de la NEM
Luis Leñero Elu

 

El presente texto plantea una propuesta para trabajar un acompañamiento puntual a las escuelas de educación básica, con el objetivo de establecer procesos dialógicos que deriven en la mejora de la práctica con miras a una educación de excelencia como lo establece el plan y programas de estudios 2022, desde la perspectiva de constituir un cambio en el acercamiento hacia procesos de gestión educativa, que atiendan a las necesidades de la vida cotidiana y de los interés de los estudiantes en esta sociedad de cambio constante. Los procesos educativos tendrían que establecer, entonces, una intervención formativa que permita a las figuras educativas, fortalecer el acompañamiento, la inclusión, el apego a los principios de derecho y responsabilidades; además de estar encaminadas al desarrollo de un trabajo colaborativo basado en la justicia social y el respeto a las funciones del otro.

Palabras Clave: Acompañamiento, Gestión Escolar, Prácticas Educativas, Culturas de colaboración. 

Durante mucho tiempo, los expertos en educación han coincidido en que las prácticas educativas tendrían que ser ajustadas de acuerdo con las necesidades de las sociedades actuales, pues tienen mayor posibilidad de éxito aquellas acciones que evolucionan con la vida cotidiana que aquellas que permanecen en un círculo constante con la visión de continuar con acciones que por años han resultado tener “éxito”. 

La gestión escolar toma relevancia cuando los miembros de una organización establecen funciones, compromisos y responsabilidades específicas para desarrollar acciones encaminadas a la mejora de los espacios educativos; desde esta perspectiva, podemos leer a Schön y Agryss, quienes dicen que la “acción deliberada tiene una base cognitiva, refleja normas, estrategias y supuestos o modelos del mundo en el cual se opera”.
Image
Figura 1. La gestión escolar toma relevancia cuando los miembros dde una organización establecen funciones, compromisos y responsabilidades.

Por consiguiente, hablar de gestión implica el establecimiento de lineamientos claros sobre los que trabajar, no solo administrativos si no de ejecución con respecto al quehacer educativo; el concepto de gestión connota tanto las acciones de planificar como las de administrar. La administración, como ejecución de las instrucciones de un plan independientes de los contextos, no es lo que ocurre en las situaciones reales. Por ejemplo, los directores de escuelas encargadas de ejecutar un plan tienen que realizar una serie de ajustes, para lograr la viabilidad política educativa del plan, adecuar los recursos disponibles con las necesidades de la ejecución de un plan, determinar el perfil del personal docente, el cual desarrollará el plan de trabajo. 

En la práctica, el plan es solo una orientación y no una instrucción de ejecución. Por ejemplo, en su trabajo de traducir un plan en acciones concretas, los directores de escuelas se encuentran frecuentemente  en  la  necesidad  de  replanificar,  administrar  y demostrar resultados que han obtenido al ejercutar dichas acciones establecidas; sin embargo la gestión va más allá de resultados a corto plazo, la gestión tendría que establecer un modelo educativo que determinará a largo plazo los alcances de las acciones que se ejecutan, para ello tendría que  trabajar bajo líneas educativas, en la cuales los docentes responsables sean los encargados de valorar el cambio que ha sufrido la escuela con la implementación de herramientas novedosas y actuales. 

Las organizaciones no existen en un vacío, es decir, no son independientes y estan determinadas por aquellos factores externos que permiten alcanzar los objetivos; los padres, las políticas públicas, estatales, federales, las relaciones de la escuela con el entorno, determinan en gran medida lo que se quiere alcanzar, sin embargo desde las propuestas actuales se establece que hoy la escuela tiene autonomía de gestión, respecto a lo que desde su lectura de realidad puedan valorar para avanzar en la consolidación de elementos, pues se nutre de lo que la rodea y con ello construye y constituye un sistema educativo. 

Desde estas perspectivas, la función de acompañamiento y asesoría se vuelve fundamental para establecer acciones de retroalimentación con miradas externas a los centros, pero no ajenas al trabajo que se desarrolla; dejando de lado el solo vigilar la asistencia de los estudiantes a la escuela, para contribuir a la formación de niñas y niños, maestras y maestros. 

La propuesta curricular está encaminada a la construcción de un enfoque Etico-Humanista como lo establece la implementación de la NEM (Nueva Escuela Mexicana), cuya finalidad es fortalecer las condiciones hacia un mejor bienestar social y que se traduzca como fin último del ser humano en la felicidad, como lo menciona Aristóteles en su libro Ética a Nicómaco, “La felicidad es el fin último de todos los actos del hombre”, (SEP. Octubre 2023. Pág. 3). 

Todo lo anterior considera la posibilidad de establecer mecanismos de acompañamiento centrados en un marco para la excelencia educativa; lo que establece el alcance que cada persona involucrada directamente con la educación tendría que poseer; para estructurar, entonces, un instrumento que acepte la visión de valorar lo que propone la visión humanista. Ello deriva en establecer criterios e indicadores que tengan relación con la contrucción de un constructivismo social y con la observancia de implicaciones en la practica educativa, con las cuales se puedan establecer retroalimentaciones que permitan la estructura de un plan de acción para una formación centrada en la realidad de cada escuela. 

El instrumento esta conformado por elementos que permiten una mirada desde varios escenarios, para poder comprender la realidad de la práctica educativa, y con ello estructurar una formación docente centrada en las 4 dimensiones que establece el Marco para la excelencia en la enseñanza y la gestión escolar en Educación Básica (Perfiles profesionales, criterios e indicadores para el personal docente, técnico docente, de asesoría técnica pedagógica, directivo y de supervisión escolar, noviembre 2022):

  1. Una maestra o maestro, que asume su quehacer profesional con apego a los principios filosóficos, éticos y legales de la educación mexicana.
  2. Una maestra o maestro, que conoce a sus alumnas y alumnos para brindarles una atención educativa con inclusión, equidad y excelencia.
  3. Una maestra o maestro, que construye ambientes favorables para el aprendizaje y la participación de todas las niñas, los niños o adolescentes.
  4. Una maestra o maestro, que participa y colabora en la transformación y mejora de la escuela y comunidad.

Lo anterior establece un acercamiento hacia las intervenciones educativas que realiza un profesional dentro de los centros escolares, desde miradas especificas, para establecer procesos de capacitación y formación centrados en los resultados de las observaciones realizadas. 

En este punto entonces, se valoran las evidencias como resultado de las pautas que establecen los proyectos escolares, sustentadas en las metodologías sociocríticas como propuesta de acercamiento a los contenidos disciplinares que establece cada campo formativo del Plan de Estudios 2022; con ello se reconoce la profesionalidad, al experiencia y los saberes que las maestras y los maestros poseen para implementar una guia de trabajo que armonice los procesos de enseñanza con simbolismos, significado y con conciencia crítica. Por ello, la implementación de una estrategia de acompañamiento que establezca la recuperación de elementos, como punto de partida para la reestructuración de una pedagógica contextualizada, se vuelven primordial como parte de un proceso de sistematización, en el cúal el objetivo central sea la creación de ambientes de armonización, entre lo que requieren los niños y las niñas, pero tambien lo que se necesita, como parte de una cultura de capacitación constante, para establecer trayectos educativos centrados en las realidades actuales. 

De acuerdo con Philippe Meirieu (2020, pp. 116-117) la educación debe fijarse como objetivo que los sujetos puedan, al mismo tiempo, “pensar por sí mismos” para resistir todas las formas de influencia y control, y asociarse entre sí para el bien común. Es responsabilidad de las figuras educativas que participan en el proceso de formación de las niñas y los niños, así como de los padres, madres y tutores, establecer la aceptación de la viabilidad curricular, con implicaciones en el reconocimiento de una autonomía profesional que derive en prácticas educativas cercanas a los contextos de aplicación; para favorecer los procesos dialógicos con intervención de las familias, que permita construir cimientos hacia nuevas formas de aceptar las realidades actuales; esto no implica que tengamos que coincidir en la forma de pensar de todos y todas, pero si en aceptar las visiones que poseen cada persona como parte de su evolución humana.

Image
Figura 2. Philippe Meirieu

Finalmente, transformar el trabajo docente, implica que el esfuerzo y la transformación tendría que estar centrada en el reconocimiento de sujetos con diversidad y con derechos de construir sus propias ideologías, concepciones, apegos, pero sobre todo con la capacidad de pensar críticamente sobre el entorno que lo rodea, desde lo comunitario hasta lo mundial, reconocer las asimetrías existentes en las formas de pensar de cada individuo sin menospreciar los orígenes, los valores y las creencias que se  poseen.

 

Referencias 

Carrillo, E. (2018). La supervisión escolar: impactos, dilemas y transformación en educación básica. Revista de Investigación Educativa de la Escuela de Graduados en Educación, 8(16), 30-39. https://rieege.mx/index.php/rieege/article/download/464/302 

Casassus, J. (2002). Problemas de la gestión educativa en América Latina: la tensión entre los paradigmas de tipo A y el tipo B. Revista Em Aberto, 19(75), 49-69. http://emaberto.inep.gov.br/ojs3/index.php/emaberto/article/view/2570/2308 

Leiva-Guerrero, M. y Vásquez, C. (2019). Liderazgo pedagógico: de la supervisión al acompañamiento docente. Revista Calidad en la Educación, (51), 225-251. https://doi.org/10.31619/caledu.n51.635 

Meirieu, Philippe (2013). La opción de educar y la responsabilidad pedagógica. Documento presentado el 3o de octubre de 2013, Buenos Aires, Argentina. http://www.bnm.me.gov.ar/giga1/documentos/EL005089.pdf 

SEP. Educación con enfoque ético-humanista. Cuadernillo No.1 Fundamento filosófico del nuevo enfoque de la educación en el Estado de México: Educación Ético-Humanista. México, Octubre 2023. 

SEP. Marco para la excelencia en la enseñanza y la gestión escolar en la Educación Básica Perfiles profesionales, criterios e indicadores para el personal docente, técnico docente, de asesoría técnica pedagógica, directivo y de supervisión escolar, México. Noviembre de 2022. 


Ficha del autor 

María Nancy Garduño Sánchez: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Doctora en educación, Maestra en Gestión Educativa, ha sido evaluadora de materiales educativa de los libros de texto de la Nueva Escuela Mexicana; ha impartido cursos y talleres a docentes de educación básica, tanto de forma presencial como en línea en los temas de metodología de la enseñanza, planificación y evaluación educativa, entre otros; actualmente es Asesora Metodológica de la Supervisión Escolar P064 del Nivel Primaria. Coacalco de Berriozábal. Estado de México.