Image
La Unidad de Radio y Televisión del ILCE apuesta por producciones historiográficas para las nuevas generaciones
Tania Jiménez

En este artículo compartimos las producciones historiográficas que en tiempos de pandemia se han producido en la Unidad de Radio y Televisión del ILCE, con el propósito de reconocer a héroes de la historia de México y mantener la misión de innovar para el conocimiento.

El confinamiento por la pandemia de COVID-19 trajo consigo grandes retos, uno de ellos fue sin duda la adaptación a las nuevas circunstancias y a realizar la mayor parte de las actividades en home office, algo un tanto difícil para quienes nos dedicamos a hacer televisión.

Este esquema inédito nos llevó a explorar nuevas líneas de trabajo, a apostar por producciones que implicaran labores de investigación y de búsqueda de materiales en su mayoría por medios electrónicos para evitar, en la medida de lo posible, el contacto con personas y la visita a lugares públicos.

En respuesta a una directriz del doctor Enrique Calderón, Director General del ILCE, quien desde el inicio de su administración convocó a la Coordinación de RyTV a buscar un modelo de producción documental que abordara temáticas históricas adicionales a los productos de apoyo a los programas académicos, optamos por la línea historiográfica, en la que buscamos dar preferencia a casos ejemplares y de utilidad para las nuevas generaciones, pero también dar reconocimiento a esos héroes poco conocidos de nuestra historia o aquellos que han quedado en el olvido.

A la par de esta nueva modalidad, la Unidad de Radio y Televisión continuó dando apoyo a las distintas áreas del ILCE para la producción, transmisión, difusión y distribución de contenidos educativos de calidad con la finalidad de mantener firme nuestra misión de innovar para el conocimiento y ser referentes en la enseñanza didáctica en las aulas.

Un aspecto novedoso del sistema de producción puesto en marcha por la URyTV fue recurrir a compañeros del ILCE para las dramatizaciones históricas. Al echar mano del talento doméstico de la institución, nuestros documentales no sólo ganaron en potencial creativo, sino que se beneficiaron de las aportaciones conceptuales de todos los participantes.

En los diversos títulos ya producidos y en producción, podemos ver la muy profesional y entusiasta participación de ilcemitas de todos los niveles y adscripciones, desde compañeros de servicios generales hasta el mismo Director General, quienes dan un toque de frescura y originalidad a los documentales. 

En el último vuelo

El 2 de septiembre de 1945, hace 76 años, el Imperio japonés depuso las armas y así terminó la Segunda Guerra Mundial, el doloroso conflicto que cobró entre 40 y 50 millones de vidas, provocó dolor y pérdidas incuantificables y cambió para siempre al mundo y a la humanidad.

México tuvo una participación marginal en la contienda, pues hemos sido y somos un país de profundas convicciones pacifistas. Pero cuando submarinos alemanes hundieron barcos mexicanos y cuando la sombra del totalitarismo comenzó a cubrir el planeta, México se puso al lado de la libertad y la democracia.

El 28 de mayo de 1942 nuestro país declaró la guerra a las potencias del Eje: Italia, Alemania y Japón. Y el martes 1 de mayo de 1945, la Fuerza Aérea Expedicionaria Mexicana, el Escuadrón 201, desembarcó en Filipinas para incorporarse a la lucha.

En la serie de documentales historiográficos titulada En el último vuelo, rescatamos episodios poco conocidos de la participación de mexicanos en la Segunda Guerra Mundial, en homenaje a la memoria de héroes que no deben ser anónimos, sino ejemplo para las actuales generaciones.

Son tres los capítulos de la serie:

El primero, “Águila mexicana... alas canadienses”, recuerda la gesta de Luis Pérez-Gómez, un joven tapatío que superó obstáculos formidables y que a los 21 años de edad fue uno de los pilotos de caza Spitfire que protegieron el desembarco de las fuerzas aliadas en Normandía el 6 de junio de 1944, como integrante de la Real Fuerza Aérea Canadiense. Esa fecha fue el principio del fin del imperio nazi.

Luis está sepultado en el camposanto de la iglesia de un pueblo normando, Sassy, en donde se le recuerda como uno de los liberadores. Los ciudadanos de Sassy bautizaron con su nombre la plaza de la villa.

En el Memorial del Recuerdo del Parlamento Canadiense y en el muro de los caídos en la gran guerra, está inscrito el nombre del mexicano Luis Pérez-Gómez.

Puedes ver el video aquí:

https://www.youtube.com/watch?v=5WD9e1Y5XDg&feature=emb_logo

Esta producción, en su versión extendida, fue reconocida por instancias internacionales como el Couch Film Festival de Toronto, Canadá en el que fue finalista junto con una producción canadiense y una estadounidense. También es semifinalista en el Cannes World Film Festival, una prestigiada referencia cinematográfica, y en donde aguarda su calificación final.

<strong>Figura 1.</strong> Cartel para anunciar en nuestros medios de difusión la selección de “Águila mexicana… alas canadienses” en el Cannes World Film Festival.
Figura 1. Cartel para anunciar en nuestros medios de difusión la selección de “Águila mexicana… alas canadienses” en el Cannes World Film Festival.

El segundo capítulo “En algún lugar de Filipinas”, recupera la empresa del único destacamento mexicano que ha empuñado las armas fuera del país a lo largo de nuestra historia: el Escuadrón 201, integrado por 300 jóvenes soldados mexicanos que lucharon al lado de los aliados en Filipinas y Formosa. Sus compañeros de armas les llamaron “Águilas aztecas”.

El 201 llevó a cabo 795 misiones de combate con más de dos mil horas de vuelo. Nuestros pilotos fueron guerreros valientes y eficaces que se ganaron el respeto, la admiración y la amistad de sus compañeros de campaña al mando de sus aviones caza P-47. Diez de ellos perdieron la vida en aquella misión.

El episodio del 201, hoy poco recordado, ayudó a colocar a México en un lugar prominente de la comunidad internacional al final de la guerra.

<strong>Figura 2.</strong> El Ing. Víctor López y Felipe Márquez recreando escenas de vuelo en un P47.
Figura 2. El Ing. Víctor López y Felipe Márquez recreando escenas de vuelo en un P47.
<strong>Figura 3.</strong> El equipo de producción al finalizar las recreaciones del documental “En algún lugar de Filipinas” en la base aérea militar no. 1 Santa Lucía.
Figura 3. El equipo de producción al finalizar las recreaciones del documental “En algún lugar de Filipinas” en la base aérea militar no. 1 Santa Lucía.

Y el tercer capítulo, “Como un solo hombre” presenta estampas de hazañas y eventos protagonizados por mujeres y hombres de América Latina durante la guerra. Con la visión que el gran cartonista mexicano Antonio Arias Bernal tuvo de la lucha antifascista de los pueblos latinoamericanos, el documental recupera episodios rescatados de los anales de la guerra que el tiempo sepultó en el olvido.

 100 años de educación en México

El lunes 3 de octubre de 1921 el Diario Oficial de la Federación publicó el decreto con el que nacía la Secretaría de Educación Pública. Y nueve meses después, el domingo 9 de julio de 1922, se inauguró el edificio de la nueva dependencia en la calle de Argentina, en el corazón de la gran Ciudad de México.

Una revolución nos dio instituciones democráticas, separación de poderes y elecciones libres. Pero el gran país que somos no hubiera encontrado su camino sin la luz de una legión de maestros que dedicaron su vida al apostolado de formar a las nuevas generaciones de mexicanos.

100 años de educación en México es un viaje para encontrarnos con trece de esos apóstoles, en cuya vida y obra rendimos homenaje a los incontables maestros mexicanos, al cumplirse 100 años del modelo puesto en marcha por el insigne José Vasconcelos.

Ellos son:

 
  1. José Vasconcelos Calderón (Oaxaca/ 1882-1959)
  2. Justo Sierra Méndez (Campeche/ 1848-1913)
  3. Antonio Caso Andrade (Ciudad de México/ 1883-1946)
  4. Jaime Torres Bodet (Ciudad de México/ 1902-1974)
  5. Víctor Bravo Ahuja (Oaxaca/ 1918-1990)
  6. Fernando Solana Morales (Ciudad de México / 1931-2016)
  7. Carmen Ramos del Río (Ciudad de México/1882-1957)
  8. Estefanía Castañeda Núñez de Cáceres (Tamaulipas/ 1872-1937)
  9. Gabriela Mistral (Chile/ 1889-1957)
  10. Daniel Cosío Villegas (Ciudad de México/ 1898- 1976)
  11. Alfonso Reyes Ochoa (Monterrey/ 1889- 1959)
  12. Rafael Ramírez Castañeda (Veracruz/ 1884-1959)
  13. Andrés Iduarte Foucher (Tabasco/ 1907-1984)
 

En esta serie optamos por la recreación de personajes y épocas. Nos dimos a la búsqueda de personas que mostraran algún parecido con los ilustres personajes que reseñamos: recurrimos a la comunidad ilcemita y obtuvimos una pronta y alegre respuesta. Desde compañeros de intendencia hasta el Director General, muchos aportaron su entusiasta participación, lo que nos permitió armar producciones de la más alta calidad.

El pasado 10 de agosto, autoridades del ILCE se reunieron con la titular de la Secretaría de Educación Pública, la Mtra. Delfina Gómez Álvarez, quien conoció los primeros capítulos de la serie y externó su admiración por el concepto y realización. La Mtra. le pidió al Dr. Enrique Calderón Alzati que la serie sea incluida en los eventos para conmemorar el centenario de la SEP que inician en octubre próximo, y a petición del Dr. Calderón, la Mtra. Delfina aceptó grabar una presentación para esta primera temporada.

Tenemos claro que son más de trece los apóstoles que han formado parte de la historia de la educación en nuestro país, por lo que “100 años de educación en México” es un concepto abierto que irá incorporando nuevos personajes en una segunda temporada.

<strong>Figura 4.</strong> Equipo de producción con el Lic. Rubén Darío Gómez al finalizar las grabaciones de las recreaciones para el programa de Justo Sierra.
Figura 4. Equipo de producción con el Lic. Rubén Darío Gómez al finalizar las grabaciones de las recreaciones para el programa de Justo Sierra.
<strong>Figura 5.</strong> El Dr. Enrique Calderón representando a Andrés Iduarte y la Mtra. Ma. de Lourdes García representando a Carmen Ramos para la serie <em>100 años de educación en México.</em>
Figura 5. El Dr. Enrique Calderón representando a Andrés Iduarte y la Mtra. Ma. de Lourdes García representando a Carmen Ramos para la serie 100 años de educación en México.

Ecos de nuestra historia

“Ecos de nuestra historia” fue concebida para rescatar el patrimonio audiovisual de distintas épocas de la historia de México y aproximarse a los sucesos y personajes que las definieron, complementada con los comentarios de expertos en cada uno de los temas.

La primera temporada se titula “Miguel Alemán Valdés, el primer sexenio del México moderno”. Fue realizada en coproducción con la Fundación Miguel Alemán (FMA) y pasa revista a los aspectos más relevantes que caracterizaron la presidencia del Lic. Miguel Alemán Valdés (1946-1952) a través de material audiovisual original de la época resguardado en los archivos de la FMA.

Es una serie de televisión que trae al presente acontecimientos y personajes de la historia de México a través de una recopilación y selección de materiales fotográficos y audiovisuales, sumados a los testimonios y comentarios, ya sea de los protagonistas y testigos de ese momento histórico, o bien, de expertos en cada uno de los temas que trata.

Ya se prepara la temporada dos, en la que se rescatará la memoria del general Lázaro Cárdenas.

La revolución de Catarino Garza

Hablar de Catarino Erasmo Garza Rodríguez es hablar de uno de los personajes más activos dentro del marco ideológico y político del movimiento liberal no sólo de México, sino de la América Latina de finales del siglo XIX.

Hurgar en su vida y en su obra es remitirnos a uno de los personajes menos estudiados de su tiempo: uno de esos héroes injustamente olvidados por la historia.

Nacido el 24 de noviembre de 1859, cerca de Matamoros, Tamaulipas, en el límite con Estados Unidos, Garza fue un hombre de espíritu inquieto y aventurero que lo llevó a traspasar fronteras y a escribir su destino: ser un “rebelde con causa”.

Catarino Garza fue un tenaz activista socio-político que combatió con la tinta y con las armas por la causa de la libertad.

¿Por qué sus restos yacen en una fosa común lejos de México?, ¿por qué no es un prócer que figure en los libros de texto para que los niños y jóvenes conozcan su historia?, ¿por qué el tiempo lo ha situado más como una leyenda perdida que como un personaje histórico de carne y hueso, cuya causa democrática tomó un sentido internacionalista de carácter hispanoamericano?

Explorar y recuperar la gesta de este personaje hoy olvidado es lo que se propone el documental La Revolución de Catarino Garza, un documento historiográfico que será un acercamiento a la vida y obra de este singular personaje, cuya memoria y ejemplo no deben permanecer en el olvido.

Otro reconocimiento internacional a nuestras producciones es que la República de Panamá nos propuso coproducir este documental. El embajador de Panamá en México, Alfredo Armando Oranges Busto, quien también es presidente de la Sociedad Bolivariana de Panamá, personalmente se ha dado a la tarea de gestionar el mecanismo para que esta producción del ILCE sea copatrocinada por los gobiernos de ambos países.

<strong>Figura 6.</strong> El Dr. Enrique Calderón junto al embajador de Panamá en México, Alfredo Armando Oranges Busto, en su visita a nuestros estudios para hablar de una posible coproducción del documental <i>La revolución de Catarino Garza.</i>
Figura 6. El Dr. Enrique Calderón junto al embajador de Panamá en México, Alfredo Armando Oranges Busto, en su visita a nuestros estudios para hablar de una posible coproducción del documental La revolución de Catarino Garza.

Conclusiones

Sin duda alguna, en este año nos hemos enfrentado a retos para poder llevar a las pantallas contenidos de alta calidad. Uno de los más grandes fue la recreación de épocas y personajes, pues no solo buscamos el parecido físico sino también representar de manera digna, respetuosa y profesional a personajes que han formado parte de la historia de nuestro país no solo para contar historias, sino también para presentar el lado humano de cada uno de ellos.

En el Área de Radio y Televisión, seguiremos trabajando, proponiendo e innovando en la realización de producciones educativas que generen experiencias de aprendizaje que mejoren los modelos educativos, pero también que sean de utilidad para la enseñanza a las nuevas generaciones.


Ficha de la autora

Tania M. Jiménez Hernández: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lic. en Comunicación por la Universidad de las Américas. Se desempeña en coordinación y logística para la Unidad de Radio y Televisión en el ILCE. Consultora independiente en materia de redes sociales.