Image
Mensaje del Director General del ILCE
Salvador Percastre-Mendizábal 

 

 

 

 

Image

Agradecemos a la Junta Directiva de la Mejoredu, así como a las y los autores participantes, su invaluable colaboración en la confección de esta relevante obra interinstitucional.

Deseo aprovechar esta oportunidad para presentar en estas páginas una pequeña muestra de algunas acciones emprendidas por el ILCE, con el fin de mejorar la educación.

Suele decirse, no sin razón, que la unión hace la fuerza. En el ámbito de la educación, la máxima cobra una gran preeminencia. Esta condición obedece, sin duda, a que sólo la incansable, productiva y concurrente participación de múltiples y diversos actores: profesores, alumnos, autoridades, padres de familia, entre otros, hace posible conjugar los mejores aportes de la sociedad en su conjunto en favor de la educación.

Por lo anterior, entre otras consideraciones, es por lo que, en el presente número, la Comisión Nacional para la Mejora Continua de la Educación (Mejoredu) y el Instituto Latinoamericano de la Comunicación Educativa (ILCE), muestran la unión de sus esfuerzos a favor del proceso de mejora educativa en México.

Cabe recordar que el pasado mes de abril, la Mejoredu y el ILCE suscribieron un Acuerdo Marco de Cooperación para impulsar acciones que contribuyan al avance social y educativo mediante tres acciones cruciales: el uso efectivo de los medios de comunicación, los avances tecnológicos y la generación de propuestas novedosas, creativas y pertinentes, metodológicas y formativas, para el ejercicio del magisterio.

Mediante este relevante acuerdo para la educación en México, el ILCE, como organismo internacional, asume el compromiso de impulsar tanto la capacitación profesional como otras actividades académicas, científicas y de investigación. Asimismo, se compromete a producir materiales audiovisuales de carácter educativo que contribuyan al mejor desarrollo de la educación.

En este número 14 de la revista del ILCE, fruto y testimonio del significativo acuerdo mencionado, se reúnen algunas de las acciones capitales que la Mejoredu ha desplegado con respecto del mandato institucional; es decir, impulsar acciones para formalizar la participación, la colaboración y la coordinación en materia de avance permanente de los procesos educativos institucionales.

Mediante el arranque de este medio, puedo asegurar, se continuará trabajando al lado de la Mejoredu para contribuir al indudable progreso de sus actividades. Muestra, me permito enfatizar, de que el ILCE es y seguirá siendo un vigoroso aliado de la educación en México, tanto como siempre ha sido un ejemplo en materia de comunicación educativa en América Latina y el Caribe.

Por medio de una productiva serie de actividades conjuntas, seguramente, se favorecerá un sustancial avance educativo en el uso eficaz, eficiente y pertinente de los medios de comunicación y de las tecnologías digitales, con objeto de lograr una mayor cobertura, una más amplia distribución de los servicios en toda la población, consiguiendo, de tal suerte, incrementar tanto la calidad de la educación cuanto la equidad de oportunidades pedagógicas para todas y todos los sectores de la sociedad.

Convencido de la permanente, inexorable y compleja presencia de urgentes retos para el florecimiento de la educación, me permito invitar a todas y a todos los interesados, de manera particular a las y a los docentes- a leer este ejemplar. Ello, ciertamente, los conducirá a reflexionar sobre la materia y a coadyuvar con las instituciones educativas en el logro de un perdurable y creciente avance de los procesos y de las prácticas educativas, así como en la mejoría de las condiciones de operación de cada escuela, cuyo objeto crucial es consolidar el derecho a la educación de niñas, niños y adolescentes.

Este número especial se compone de siete artículos de especialistas de la Mejoredu, de una contribución de una maestra de escuela en la sección “Voces docentes”, de una colaboración sobre la nueva serie televisiva del ILCE “Entrelíneas” y de una aportación en la sección “Proyectos innovadores en Latinoamérica” que trata sobre la manera de repensar la educación de la historia, además de la sección “Grandes Maestros de América”, lo que hace de este número un compendio completo para reflexionar, desde diversos ángulos, en torno a los caminos para una mejora de la educación.

Finalmente, me gustaría agregar que las páginas de la revista siempre están abiertas a la colaboración, tanto de Instituciones como de todos los actores educativos en general, por lo que invito a las lectoras y los lectores a exponer sus ideas y las acciones consecuentes en beneficio de la educación en América Latina y el Caribe.

No puedo cerrar esta breve exposición, sin recordar las palabras del notable escritor francés Gustave Flaubert, nacido en el siglo XIX, cuando afirmó que “la vida debe ser una continua educación”. 

Salvador Percastre-Mendizábal
CDMX, a 10 de diciembre de 2023